¿Preparación física para todas las edades?

¿Debemos trabajar en todas las edades la preparación física?

Ante esta pregunta, una respuesta clara: ¡SI!

El fútbol como tal es un deporte y por tanto se basa en una parte fundamental que es la preparación física y adecuación del jugador ante esfuerzos físicos. No olvidemos que que en cualquier categoría ya sean alevines o juveniles se realizan esfuerzos físicos en mayor o menor esfuerzo obviamente.

Es por ello que todo entrenamiento se debe basar en la parte fundamental que es la de mejorar la condición física, así como mejorarla. No por ello hay que renunciar a ejercicios técnicos, tácticos y de motricidad. Todos estos debemos hay que trabajarlos de manera conjunta con la parte física.

Crear o investigar y buscar ejercicios en los que el balón y el trabajo físico estén de la manos es un gran logro, ya que el niño se divertirá a través del deporte y estará aprendiendo conceptos técnicos y tácticos de una manera amena. Que a su vez mejoraran la condición física del futbolista.

La pregunta no es si debemos trabajar el aspecto físico, si no, como y para que edad estamos trabajando. Un error grave que se comete es utilizar ejercicios de esfuerzos mayores en edades no aptas para estos esfuerzos. Debemos recordar que estamos trabajando en su mayoría con niños que están en fase de crecimiento y desarrollo muscular (fase sensible). Un mal entrenamiento puede conllevar problemas en el desarrollo del niño.

Trabajo según categoría:

  • ALEVÍN
    • Resistencia: Siempre en tareas integradas con balón, donde su participación con el mismo sea muy alta.
    • Velocidad: Igualmente en tareas integradas (situaciones 1×1 / 2×1, donde cobre importancia el aspecto técnico-táctico). Debe prevalecer en esta edad la motricidad a la velocidad.
    • Fuerza: En esta etapa no se trabaja.
  • INFANTIL
    • Resistencia: Como en alevínes, de manera integrado con balón.
    • Velocidad: También se repite el tipo de trabajo que en alevínes (1×1 / 2×1 con mayor importancia los aspectos técnico-tácticos). La motricidad seguirá siendo muy importante aún en esta etapa.
    • Fuerza: Dos tipos a trabajar:
      • Compensatoria: En calentamientos y vuelta a la calma:
        • Autocargas (concéntricos e isométricos de corta duración.
        • Trabajo excéntrico de autocargas como adaptación y fortalecimiento de tendones, ligamentos y fascias.
        • Trabajo de PROPIOCEPCIÓN, fundamentalmente en tobillo y rodillas.
      • Resistencia: SOLO PARA 2º AÑO DE INFANTILES. Trabajo de todos los grupos musculares (tren superior e inferior) con autocargas y ejercicios por parejas. Circuitos con series de media duración y corta recuperación utilizando gestos técnicos con musculación de NULO peso.
  • CADETE
    • Resistencia: Mediante tareas analíticas e integrales. Podemos empezar ya entrenamientos específicos para la mejora de la potencia aeróbica y pequeñas dosis de trabajo anaeróbico.
    • Velocidad: Tareas analíticas e integradas. En esta etapa esta muy vinculada la velocidad con la fuerza es por eso recomendable utilizar el método de contrastes.
    • Fuerza:
      • Compensatoria (calentamientos y vuelta a la calma):
        • Autocargas (concéntricos e isométricos de corta duración).
        • Trabajo excéntrico en parejas con autocargas como adaptación de tendones, ligamentos y fascias.
        • PROPIOCEPCIÓN (tobillos y rodillas).
      • Resistencia: Trabajo de todos los grupos musculares con autocargas y por parejas. Circuitos con series de larga duración y corta recuperación. Mejora de técnica con musculación de poca carga.
      • Iniciación a los métodos de contrastes con poca carga e incidiendo en la correcta técnica (saltos, arrastres, salidas, elásticos, etc).
  • JUVENIL
    • Resistencia: Tareas analíticas e integradas. Uso de entrenamientos específicos de la mejora de potencia aeróbica y el umbral anaeróbico.
    • Velocidad: Uso de método de contrastes al estar muy vinculado la velocidad con la fuerza máxima/explosiva.
    • Fuerza:
      • Compensatoria:
        • Autocargas (concéntricos e isométricos de corta duración).
        • Trabajo excéntrico como adaptación de tendones, ligamentos y fascias con ejercicios de parejas y autocargas.
        • PROPIOCEPCIÓN.
      • Resistencia:
        • Trabajo de todos los grupos musculares con cargas medias.
        • Hipetrofia en tren inferior (cuadriceps, isquios y gemelos).
        • Método de contrastes.
        • Fuerza intermitente en circuitos con acciones explosivas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: